Dieta bajo en grasas

Anímate porque sólo depende de ti y del empeño que le pongas, siempre será más fácil si empiezas realizando pequeños logros hasta conseguir tu objetivo final.

Para hacértelo más llevadero he elaborado un menú variado y completo, bajo en grasas y calorías, para que puedas seguir una dieta sana y equilibrada.

Menú basado en la Dieta Mediterránea, la cual se fundamenta principalmente en el consumo de aceite de oliva como principal grasa de consumo, abundancia de vegetales de la zona como frutas, verduras, hortalizas, legumbres, cereales, y productos frescos y de temporada. Con ello contribuiremos al mantenimiento de una agricultura sostenible y a proteger el medio ambiente.

 

 

 

Dietas para picar, rápidas y saludables.

Morir de hambre no es una alternativa válida. Si te castigas sin aperitivo o sin merienda porque lo que te gusta tiene muchas calorías, prueba a sustituir las palmeras de chocolate y los bollitos de media mañana y de la merienda por algo más saludable y 100 % rico. Solo tienes que saber cuántas calorías tienen las cosas para combinarlas adecuadamente y darte un capricho cuando te apetezca.

Así, no es casualidad que los especialistas recomienden hacer 5 ó 6 comidas al día, escogiendo, eso sí, alimentos sanos, bajos en grasa y que no aporten muchas calorías. Estos son algunos consejos para ‘picar’ de forma saludable:

• Haz 5 comidas diarias, incluyendo una ingesta a media mañana y otra a media tarde.

• Bebe más agua o bebidas saludables más saciantes: infusiones, refrescos ‘light’, zumos de frutas u hortalizas, lácteos líquidos bajos en materia grasa…

Respeta el horario de la comidas y no te saltes ninguna, ya que si no, llegarás con demasiado hambre a la siguiente ingesta.

• Evita comer durante los primeros 15 minutos en casa. Es el momento más peligroso para comer compulsivamente.

• Recuerda que la comida no alivia el estrés. Resulta mucho más efectivo el ejercicio físico y, por otro lado, es muy beneficioso para la salud.

• Escoge alimentos saludables y que, además, aumenten la sensación de saciedad como, por ejemplo, alimentos ricos en proteínas y en fibras, y bajos en grasas saturadas: barritas de cereales, yogures, minibocadillos de pan integral con pavo, fruta, un puñadito de frutos secos….